Certificación Energética de edificios

Antecedentes

En lo que respecta a la Normativa, la Certificación energética en España desde 2002 ha sido la siguiente:

  • Directiva Europea 2002/91 (EPDB) referente a la eficiencia energética de los edificios.
  • Real decreto 314/2006 por el que se aprueba el CTE (Código Técnico de la edificación).
  • Real decreto 47/2007 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación energética de edificios de nueva construcción.
  • Directiva Europea 2010/31 (Recast EPDB) referente a la eficiencia energética en los edificios.
  • Real decreto 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.
  • Orden FOM/1635/2013 actualización del DB-HE del Código Técnico de la edificación.
  • Nota informativa de marzo de 2014 sobre la aplicación de la certificación energética.
  • Actualizado DA DB-HE / 1 cálculo de parámetros característicos de la envolvente.
  • Texto refundido de la ley del suelo (Real decreto 7/2015). Engloba infracciones en materia de certificación energética y se incluyen los IEE (Informes Evaluación Edificios)
  • Nota informativa de diciembre de 2015 sobre la modificación del procedimiento para la certificación de la eficiencia energética de edificios, (con especial hincapié en que a partir del 14 de enero de 2016 solo se pueden utilizar últimas versiones).

Normativa

La Unión Europea exigía ya en 2002 que todos los edificios nuevos y existentes tuvieran un certificado de eficiencia energética y propuestas de mejoras, en nuestro país no fue hasta 2013 cuando se hizo obligatorio.

Otros puntos fueron:

  • Metodología de cálculo de la eficiencia energética en los edificios.
  • Requisitos mínimos de eficiencia energética.
  • Inspección periódica de calderas y sistemas de aire acondicionado.

La fecha límite de transposición para la directiva terminaba en 2006.

En nuestro país, con respecto a la Metodología de cálculo de la eficiencia energética de edificios, se cumplió parcialmente posteriormente a la fecha límite. En 2007 se publicó el procedimiento básico para la certificación energética de edificios de nueva construcción.

Con respecto a los Requisitos mínimos de eficiencia energética, en 2006 se publica el CTE (Código Técnico de la Edificación) que contiene el documento anexo DB-HE en el que se limita la demanda energética en edificios de nueva construcción. Para comprobar el cumplimiento se establecieron dos metodologías: una general y otra simplificada.

Pero se volvió a incumplir parcialmente la directiva, se tuvo en cuenta la demanda energética pero se obvió lo concerniente al consumo energético.

CTE

Posteriormente a la fecha límite de transposición, el Real Decreto 1027/2007 aprueba un nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en la Edificación en el que se regulan las inspecciones a realizar en calderas y sistemas de aire acondicionado.

jantelecom_rite2007_1

Y por último, para cumplir en parte con la directiva europea se aprueba una escala de certificación energética de edificios nuevos y unas herramientas de certificación oficiales (procedimiento simplificado: CE2, CERMA, tablas ministerio) ; procedimiento general: Calener VYP, Calener GT).

jantelecom_calener_1

Dicho esto, el CTE fue la primera norma que limitó los parámetros energéticos en los edificios de nueva construcción en su sección que contiene los requisitos de eficiencia energética DB-HE con cinco apartados:

jantelecom_DB_2

Para la certificación energética nos interesa el HE1, Limitación de la demanda energética, requisito necesario para la inscripción de la etiqueta energética en los registros de las comunidades autónomas. Además de que para cumplir dicho requisito y cumplimentar determinados apartados del software oficial de cálculo debían obtenerse valores de los otros 4 apartados del DB-HE, siendo necesario su conocimiento para obtener la etiqueta correctamente.

El ámbito de aplicación de la normativa contempla a:

  • Edificios de nueva construcción.
  • Modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes, con una superficie útil superior a 1000 m2 donde se renueve más del 25 % del total de sus cerramientos.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación:

  • Edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas.
  • Edificios y monumentos protegidos oficialmente, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto arquitectónico o histórico.
  • Edificios de culto y actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales con un plazo de uso igual o inferior a 2 años.
  • Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales.
  • Edificios de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas.

En una próxima entrada del blog, hablaremos sobre el Real decreto 235/2013.

Si os ha gustado el artículo os invito a que lo compartáis.

Saludos

JAN

José A. Núñez Ordóñez (14 Posts)

Soy Ingeniero Técnico Industrial, fundador de JANtelecom. Me gusta la Innovación y las tecnologías. Te ayudo a realizar tus proyectos con soluciones innovadoras e inteligentes. Te invito a que visites mi web. ¡Seguimos!


Deja un comentario