Electromovilidad una moda?

Galeria

Los fabricantes de automóviles cada vez son más conscientes de que la electromovilidad no es una moda pasajera, y que tendrán que adaptarse a la demanda cada vez mayor de vehículos eléctricos.

El cambio climático, la contaminación ambiental, la salud de las personas, la sostenibilidad del planeta son conceptos  que los consumidores cada vez tienen más presentes, sobre todo  las nuevas generaciones (nuevos consumidores).

Esa es una de las conclusiones de un estudio a las que recientemente ha llegado Accenture, que asegura que habrá 10 millones de unidades de VE (Vehículos Eléctricos) hacia 2025, y su adquisición superará a los automóviles convencionales hacia 2040.

Concentración de VE

En la actualidad los consumidores americanos y europeos pueden acceder entre 30 y 50 modelos de VE. El informe estima que habrá 2000 modelos disponibles para 2025, siendo Noruega y California los que se posicionaran a la cabeza de los mayores compradores.

Según una encuesta realizada por la misma consultora a cerca de 6000 consumidores en todo el mundo, revela que las razones medioambientales serán el principal motivo de compra de VE (73%), seguida de las oportunidades de ahorro de costos que ofrecen. Casi dos tercios de los futuros propietarios de VE se cambiarían por ahorrar dinero a largo plazo.

Es evidente que existe una necesidad acuciante de reducir las emisiones contaminantes y mejorar la calidad del aire en las grandes urbes, dónde se concentra gran cantidad de tráfico. Por éste motivo se hace necesario promover el desarrollo sostenible de la movilidad, tanto en transporte de personas como de mercancías.

Según un estudio realizado por la Agencia Europea del Medio Ambiente, el tráfico es uno de los principales responsables de la alta contaminación del aire, por lo que todos los países de la Unión Europea han puesto el foco en los vehículos de combustión interna. Debido a ello, se les ha puesto fecha de caducidad, y dejarán de circular en un futuro muy cercano.

Los fabricantes de automóviles están obligados por normativa (regulación 443/2009 de la Comisión Europea) a una reducción progresiva de las emisiones de gases contaminantes que persigue alcanzar los 95g/km de media por coche fabricado en 2020. Se establecen penalizaciones si el valor de las emisiones medias de las flotas de vehículos fabricadas superan dicho valor, establecidas en 95€ por cada gramo excedido. Por éste motivo, los fabricantes están obligados a electrificar su flota de vehículos fabricados, de lo contrario se enfrentarían a importantes penalizaciones por parte de la UE (Unión Europea). Del mismo modo, las reducciones de las emisiones para 2030 serán del 37,5% con respecto a 2021 para los automóviles, del 31% para las furgonetas, y del 30% para los camiones.

El objetivo es la descarbonización total del transporte para el año 2050.

Según un estudio elaborado por Deloitte para España, se necesitarán 90.000 puntos de recarga de acceso público para 2025, y 145.000 en 2030.

Cabe destacar que la Estrategia Europea sobre vehículos limpios y energéticamente eficientes, tiene entre sus finalidades la elaboración de normas comunes aplicables a los vehículos eléctricos para que puedan cargarse en cualquier lugar de la UE.

La nueva legislación de la UE motivará a la industria para abrazar la innovación hacia una movilidad de cero emisiones, y a reforzar aún más su liderazgo global en vehículos limpios.

Electrolinera
José A. Núñez Ordóñez (19 Posts)

Soy Ingeniero, siempre buscando mi mejor versión. Espero que el contenido publicado te sea útil. ¡Gracias por visitarme!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.