Instalaciones más Eficientes

En España existe un parque de más de 25 millones de viviendas y un elevado número de instalaciones obsoletas, la rehabilitación energética se postula como una necesidad y un reto profesional para los técnicos en general.

Situación actual

Según el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) se estima que en España existen más de 2 millones de viviendas en mal estado de conservación, por lo que teniendo el cuenta la crisis derivada del parón de la construcción desde la explosión de la burbuja inmobiliaria, la rehabilitación aplicada a mejorar la eficiencia energética en los edificios, tanto en residencial como terciario es una prioridad y una oportunidad para todos los agentes implicados en la reactivación del sector, la mejora de vida de las personas, la reducción de las emisiones de efecto invernadero y por último y no menos importante la reducción de la dependencia del petróleo.

Desde el punto de vista técnico, la eficiencia energática de una gran parte del parque inmobiliario es muy deficiente. Se calcula que más de un 90 % de los edificios existentes son anteriores a la aplicación del Código Técnico de la Edificación y un 60 % de las viviendas españolas se construyeron sin ninguna normativa de Eficiencia Energética (anteriores a la norma NB-CTE-79).

Se calcula que los edificios en la UE (Unión Europea) representan un 40 % del consumo de energía final, y éste porcentaje va en aumento. Los edificios españoles representan un 30% del consumo de energía final, porcentaje que se incrementa consecutivamente año tras año.

Cada vez consumimos más energía, se cácula que al ritmo actual en 35 años habremos duplicado su consumo. España tiene una dependencia energética del exterior en un 82%, siendo la principal fuente de energía para el consumo energético el petróleo y sus derivados (gasolina, gasóleo, butano y propano).

Se ha observado que durante el último boom en la construcción se ejecutaron numerosas obras con los permisos anteriores a las nuevas normas, significando esto que muchos de los nuevos edificios construidos en los últimos años cuentan con instalaciones poco eficientes.

Las reformas en instalaciones se llevan haciendo desde el año 2006 pero en muy poco grado. Hoy en día es impensable rehabilitar una edificación sin tener en cuenta la mejora de sus instalaciones y viceversa.

A partir del año 2013 las normativas son más limitadoras con la actualización del Documento Básico de Ahorro de la Energía del Código Técnico de la edificación. Por medio de la orden FOEM 1635/2013 se limitan todavía más las demandas energéticas.

La necesidad de emitir un certificado energético fue introducida por la Directiva 2002/91/CE del Consejo y Parlamento Europeo relativa a la eficiencia energética de los edificios.

Estudio realizado por Zebra 2020

Según un estudio realizado por Zebra 2020 entre agentes inmobiliarios de la Unión Europea, el certificado energético es una herramienta fiable pero poco útil, ya que no ven ninguna conexión entre estos y la mejora de la eficiencia energética de los edificios. Del mismo modo, indicaron una falta de vínculo entre los inmuebles de altas calificaciones de eficiencia energética y el precio más alto en el mercado. Este indicador es muy revelador puesto que aún queda mucho trabajo por hacer en cuento a eficiencia energética y concienciación de la población se refiere.

A continuación mostramos las gráficas de resultados obtenidos en relación al certificado energético.

Evaluación de la utilidad general de los certificados en su trabajo.


En general los criterios son dispares, en Alemania, Noruega y Polonia indican que son poco fiables y no útiles, sin embargo en Italia y Austria fiables y útiles.
¿Cree que existe un vínculo entre los certificados energéticos y la mejora de la eficiencia energética de los edificios?


La mayoría de los entrevistados indican una falta de vínculo entre los inmuebles con altas calificaciones de eficiencia energética y el precio más alto en el mercado.
¿Has observado algún problema con la certificación energética actual?


Los Costes adicionales para los propietarios de inmuebles, aunque también como es el caso de Noruega, la práctica de certificados fraudulentos. La falta de conocimiento por parte del cliente también se presenta como uno de los problemas más destacados.
¿Qué ventajas ve en tener un certificado energético?


La respuesta es muy similar en todos los paises, destacándose los italianos quienes resaltan los beneficios de tener un certificado como fuente de información sobre costos de energía en los inmuebles

¿Qué medidas cree usted que podrían mejorar la eficiencia energética de los edificios?


Tanto en los resultados globales como por paises, los incentivos económicos son la medida más indicada para mejorar la eficiencia energética en los edificios, es decir, todos perciben beneficios, sobre todo a nivel económico.

Técnicos de referencia

En la rehabilitación de las instalaciones de los edificios el técnico de referencia en el ingeniero o ingeniero técnico, realiza la diagnosis del estado actual de la instalación y si se encuentra o no dentro del canal reglamentario. También le es útil saber manejar las auditorías energéticas y analizar la demanda energética de un edificio. En principio la formación de los Ingenieros Técnicos para rehabilitar instalaciones es buena, pero requieren de formación adicional en cuanto a las mejoras técnológicas necesarias para llevar a cabo la rehabilitación de instalaciones. Los Colegios profesionales ha puesto en práctica programas de formación específicos para que los ingenieros técnicos adquieran esas competencias mediante un sistema acreditado.

La eficiencia energética se puede conseguir actuando sobre la envolvente del edificio (ventanas, puertas, aislamiento, protecciones solares, etc) y sobre las instalaciones, ya que si una instalación no está bien mantenida o ha agotado su ciclo de vida útil deja de ser eficiente, aumentando su consumo energético y trabajando por encima de los rendimientos máximos permitidos por las normativas, redundando en la seguridad de las mismas.

Estudios realizados en el territorio español consideran que 10 millones de viviendas construidas antes de 2001 pueden y deben ser transformadas en viviendas de bajo consumo y de baja emisión de gases de efecto invernadero.

Las inversiones necesarias podrían ser aportadas por el ahorro familiar, por las entidades financieras, por empresas de servicios energéticos, por empresas suministradoras de energía y por el Estado, recibiendo cada una de ellas retornos diferentes provenientes de los ahorros energéticos conseguidos, la reducción de las emisiones de CO2, la mejora de la salud, la mejora de las prestaciones y calidad de los edificios y en la productividad en edificios terciarios.

José A. Núñez Ordóñez (16 Posts)

Soy Ingeniero Técnico Industrial, fundador de JANtelecom. Me gusta la Innovación y las tecnologías. Te ayudo a que ahorres en tu consumo energético. Te invito a que visites mi web. ¡Gracias por visitarme!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.